Saltar al contenido

Primer día de la novena: Vocación de San Judas Tadeo

El que me sigue, no anda en tinieblas, dice el Señor. Estas palabras son de Cristo, con las cuales nos exhorta a que imitemos su vida y costumbres, si queremos ser librados de la ceguera del corazón y alumbrados verdaderamente. (Imitación de Cristo, Capítulo I).

Qué tan pronta y generosamente siguió San Judas e imitó a Jesucristo, puede deducirse de su vida enteramente consagrada al servicio de Jesús, especialmente desde que fue llamado a ser uno de sus doce Apóstoles. Fue siempre fiel a Cristo, del cual era pariente y uno de sus más celosos apóstoles, predicando el reino de Dios y enseñando con toda libertad, sin que nadie se lo prohibiese, lo tocante a Nuestro Señor Jesucristo. (Hechos, Capítulos XXVII, 31).

El cristiano también tiene una misión en la Tierra, aunque no sea precisamente predicar el Evangelio, ser misionero o extender el reino de Dios como los sacerdotes; sin embargo, eres llamado a ser un buen cristiano y ser paciente, humilde y obediente, así como las demás virtudes cristianas para darle el ejemplo al prójimo.

Al terminar, se debe continuar con las oraciones finales.

  1. Un Padre nuestro
  2. Un Ave María
  3. Un Gloria.
Primer día de la novena: Vocación de San Judas Tadeo
5 (100%) 1 vote